lunes, 22 de abril de 2013

Lombrices y más lombrices

La lombricultura es una actividad que inició en los años 50 en Estados Unidos. Esencialmente consiste en criar lombrices especializadas en procesar desechos orgánicos para obtener un abono con muy buenas cualidades llamado “humus de lombriz” o “vermicompost”.

Lombriz roja californiana
Esta es la apariencia de las lombrices.
Las lombrices que se usan actualmente para este fin son producto de la investigación y el mejoramiento de varias especies de lombrices de tierra. La especie más conocida es la “roja californiana” y su nombre científico es Eisenia foetida. Fue descubierta en California, Estados Unidos en 1954 y es parecida a las lombrices que se encuentran comúnmente en macetas y jardines pero tiene varias características que la hacen muy diferente:
  • Puede pesar hasta 1.4 g.
  • Es particularmente voraz, puede consumir el equivalente a su propio peso en un día.
  • Aproximadamente el 55% de lo que come lo excreta en forma de humus.
  • Tiene mayor longevidad que otras especies, pudiendo vivir hasta 16 años.
  • Produce más descendencia más rápidamente, de manera que la población en cría puede duplicarse cada 3 meses.
Camas de lombricomposteo
Los restos composteados pueden permanecer en estas camas
durante algunos meses hasta casi un año
Volteo de las camas de limbricomposteo.
La lombricultura puede desarrollarse a pequeña o gran escala, pero siempre se deben tener en cuenta algunas consideraciones:
  • La lombriz no tiene mandíbulas, por lo tanto el material para procesar debe estar húmedo y de preferencia debe ser homogéneo. Por esta razón se usan estiércoles para crías a gran escala.
  • Se recomienda que los desperdicios sean “precomposteados” antes de dárselos a las lombrices, es decir, que tengan un proceso previo de descomposición.
  • Las lombrices chupan su alimento de abajo hacia arriba y deben ser separadas del sustrato una vez que este ha sido procesado. Para esto se usan trampas de alimento sobre redes.
Precomposteo de los desperdicios orgánicos que procesarán las lombrices.

Cabe mencionar que el humus de lombriz no debe considerarse exclusivamente como un abono, ya que no solo mejora las características físicas de los suelos, sino también las biológicas. Cuando el material procesado pasa por el tracto digestivo de la lombriz, se impregna de una gran cantidad de microorganismos, nutrimentos y sustancias que promueven la retención de humedad y mejoran la calidad del suelo.

El material degradado por la lombriz se cierne para obtener
un humus fino de mejor calidad.
La lombricultura es una buena opción para procesar los desechos orgánicos del hogar y al mismo tiempo obtener humus de lombriz para las macetas del jardín.

Humus cernido de lombriz almacenado en costales de reuso.

Si quieres más información con respecto al tema puedes preguntar en la Universidad Autónoma Chapingo (UACH) donde se ha desarrollado e investigado esta actividad en los últimos años.

2 comentarios:

  1. Saludos!
    Quiero saber si hay cursos en relacion a la lombriz, y si me pueden vender lombriz para iniciar a criarlas.
    mi correo clajusar@hotmail.com

    ResponderEliminar
  2. Anónimo, esto es un blog académico, y no vendemos lombrices. Si hay algún curso que me parece interesante lo anuncio en este espacio. Saludos!

    ResponderEliminar