Mostrando las entradas con la etiqueta 09 Gomas-látex-resinas. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta 09 Gomas-látex-resinas. Mostrar todas las entradas

lunes, 30 de octubre de 2017

Linaloe, entre el olvido y la destilación

Festival del Día de Muertos en Mixquic. Foto de Jordi Cueto-Felgueroso Arocha

En la idiosincrasia del mexicano es raro prescindir de sabores y olores, y más cuando se trata de comidas y tradiciones. Un ejemplo de esta aseveración es la festividad en honor a los difuntos, en donde se degustan, primero por los seres del más allá y posterior, de los del más acá, una serie de alimentos y bebidas. Otra cosa importante que es imposible no experimentar en esas fechas, es el olor a copal quemado, el cual produce un humo que se expande, se desplaza y entra por nuestras narices que retiene una sensación de nostalgia colectiva.

Individuo de Bursera bipinnata que ha sido calado para la generación de resina y su posterior extracción en Morelos.

En México, cuando se habla de “copal”, nos referimos popularmente a un grupo de resinas que se queman el día de muertos. Generalmente provienen de especies del género Bursera, de la sección Bullockia, pero en especial del copal chino (Bursera bipinnata). Dentro de la misma familia Burseraceae y el género Bursera, existe otra sección Bursera, cuya diferencia radica principalmente en su corteza exfoliante con respecto a la primera, que es lisa.

Representante de una especie perteneciente a la sección Bursera.

Según datos de Montaño et al. (2008) actualmente se han descubierto un poco más de cien especies del género Bursera, distribuidas desde el suroeste de los EUA hasta el noroeste de América del sur. En México se encuentran 80 endémicas; su hábitat por excelencia es la selva baja caducifolia.

Habitante de Chimalacatlán, Morelos recolectando frutos de linaloe.
Frutos de linaloe recién colectados para su destilación en alambiques rústicos en Chimalacatlán, Morelos.

Pero ¿Te imaginas un copal cuya “resina” emanada huela a lima-limo?

Su nombre común es linaloe (Bursera linanoe (La Llave) Rzed., Calderón & Medina) y fue esto lo que atrajo mi atención. Indagando en bibliografía y entrevistando a expertos para un trabajo de investigación, me di cuenta que detrás de ello se encuentra una larga y triste historia que puede tener un final trágico: la reducción casi irreversible de las poblaciones naturales de linaloe, que se debe principalmente a:

a) El cambio de uso de suelo, causado por las actividades humanas, entre ellas la agricultura de roza-tumba-quema, ganadería y la producción de forrajes (Cortés et al. 2013).

Espacio recién abierto mediante la técnica roza-tumba en Xochipala, Morelos, para el sistema tlacolol y que representa una amenaza seria para linaloe.

b) La sobreexplotación. La linaloe es considerado como un recurso complementario a la economía de los campesinos, sin embargo, en Olinalá, Gro. ha logrado ser la principal actividad económica (Jiménez, 2008) con la utilización de la madera para artesanías, y actualmente el fruto para destilación de aceite. Cabe destacar que esta artesanía se encuentra protegida legalmente con denominación de origen.

Cajita de Olinalá elaborada con linaloe y escudo de la comunidad Olinalá, Guerrero; se puede observar en este último la representación de una cajita en la parte inferior. Ocupa esa posición por su alto valor cultural y económico de ese municipio. Fotos: Wikipedia.


c) La baja regeneración natural reportada en Oaxaca, Puebla y Guerrero por Castellanos et al. (2009), en donde las poblaciones observadas están severamente afectadas y reducida.

d) Se ha encontrado que linaloe tiene ciertos patrones ecológicos con los que de manera paralela ha evolucionado, como lo es la distribución agregada debido a que depende de los sitios seguros que le confiere una planta o roca nodriza, así como de la polinización de insectos y murciélagos, y la distribución de los frutos por aves. Además hay un alto porcentaje de partenocarpia.

Frutos de linaloe con embriones no desarrollados, considerados como partenocarpios.


Individuos de linaloe que han crecidos presuntamente bajo el efecto de sitio seguro facilitado por las rocas.

e) A inicios del siglo XX, mencionan Hersch & Sierra (2008), que un grupo de ingleses se llevaron de México plantas y semillas a la India para establecer plantaciones para extracción de aceite, y que posteriormente se convirtió en el principal proveedor de Europa (a ese aceite se le conoce comercialmente como “lavanda de la India” y se ocupa como esencia aromática para cosméticos).  Junto con la caída de la demanda del aceite de linaloe y la clara disminución de las poblaciones silvestres, en México se dejó prácticamente de aprovechar como tal.
Presentación comercial de aceite de linaloe, en el sitio naturalmedicinefacts.info se enumeran hasta 89 actividades biológicas del producto.
Añadimos a esto, que la especie no se encuentra en alguna categoria de amenaza por parte de la NOM-059-SEMARNAT-2010 o de la lista roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) y cuya investigación se limita a un número reducido de especialistas. Podemos decir, que continando las tendencias, el futuro de la especie es incierta y el aprovechamiento sostenido cada vez será más difícil de alcanzar.


Para más información

En Cuexcomate:



Bibliografía

Castellanos B., J. F.; M. Gómez C.; E. Cruz C.; V. Serrano A.; F. Solares A.; D. Vargas Á.; S. Orozco C.; V. Mariles F.; M. E. Fuentes L.; A. Borja de la Rosa y D. Ayerde L. 2009. Caracterización silvícola de poblaciones naturales de linaloe en Guerrero, Oaxaca y Puebla. En: Fundamentos técnicos para el manejo de poblaciones naturales de linaloe (Bursera linanoe (La Llave) Rzedowski, Calderón y Medina) en México. Instituto Nacional de Investigaciones Forestales Agrícolas y Pecuarias, Centro de Investigación Regional Pacífico Sur, Campo Experimental Valles Centrales de Oaxaca. Oaxaca. p. 85-108.

Cortés D., E.; A. Hernández T.; L. Corlay C.; J. L. Zaragoza R.; P. A. Martínez H.; J. A. Cruz R.; B. Rodríguez C.; y G. T. González B. 2013. Programa Académico para el Apoyo al Desarrollo Rural Integral de las Comunidades de la Sierra de Huautla. Centro Regional Universitario del Anáhuac. Universidad Autónoma Chapingo. Chapingo, Edo. de México. México. 20 p.

Hersch M., P. y J. A. Sierra H. 2008. Más allá del aroma: breve historia del linaloe. En: Purata, S. E. (Ed.). 2008. Uso y manejo de los copales aromáticos: resinas y aceites. CONABIO/RAISES. México. 20-22: 60 p

Jiménez R., D. 2008. Linaloe, aromático tesoro. Matria, nuestro territorio. Suplemento de La Jornada de Oriente no. 18 (agosto 2008). 12 p

Montaño A., G.; D. N. Espinosa O. y F. Becerril C. 2008. ¿Qué son y dónde viven los copales?. En: Purata, S. E. (Ed.). 2008. Uso y manejo de los copales aromáticos: resinas y aceites. Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad-Red de Aprendizaje, Intercambio y la Sistematización de Experiencias hacia la Sustentabilidad (RAISES). México. 60 p.

jueves, 14 de abril de 2016

Uso y manejo de copales aromáticos: resinas y aceites

Si deseas conocer o aprender acerca de ¿qué son?, ¿cómo se usan? y ¿cómo se colectan? los copales, entre otras cosas, este es un buen libro para empezar.

Portada del libro:ofrenda de copal (Códice Laud)

Publicado en México con el objetivo de mejorar las formas de aprovechamiento de los recursos naturales, comienza con esta frase:


¨ Hay otros árboles de los cuales mana aquella resina blanca que se llama copal, que es el incienso, que ofrecían a sus dioses. Mucho de ello se vende ahora en los tiánguiz, por que es muy bueno para muchas cosas y es medicinal¨
                                                                                 
Fray Bernardino de Sahagún (alrededor de 1585)

El libro es un manual, que trabaja bajo el concepto de Manejo Campesino De Recursos Naturales, que tiene tres principios básicos:
  • La comunidad campesina e indígena ejercen en la actualidad, tanto por posesión legal como real, del usufructo de la mayor parte del territorio.
  • Estas comunidades cuentan con una importante experiencia colectiva sobre el manejo de los recursos naturales. 
  • Reconocidos y valorados los conocimientos, las tecnologías, las reglas y los organismos campesinos, es como se construyen los modelos eficaces y pertinentes de aprovechamiento sustentable de los recursos naturales.
Para despertar su interés les presento párrafos del Capítulo 4 y 9:

Más allá del aroma: breve historia del linaloe

Estas artesanías conjuntan técnicas muy especiales producto de la mezcla de las tradiciones nahua, europea y asiáticas en las que con la madera del linaloe se hacen hermosas cajas.

Caja de Olinalá

El impacto del manejo y los ajustes de aprovechamiento

A veces se tiene la creencia equivocada de que cuando se extrae recursos del bosque, sin cortar el árbol o matar a la planta, entonces no se está causando daño alguno.

Árbol muerto por los cortes de años anteriores
Solo tiene 60 páginas por lo que es una lectura accesible y además esta en línea

Literatura citada:

Purata, S.E. (Ed). 2008. Uso y manejo de los copales aromáticos resinas y aceites. CONABIO/RAISES. I-60, 60 páginas, México.


Si quieres saber sobre el “Códice Laúd” consulta: http://www.arqueomex.com/S2N3nHistorias110.html

jueves, 11 de febrero de 2016

Resinas de plantas: química, evolución, ecología y etnobotánica

Si te gustaría conocer acerca de las resinas de las plantas y muchas cosas más, esta es un excelente recomendación.

Portada del libro
Escrito por Jean H. Langenheim en 2003 engloba tres aspectos importantes:
Cuadro comparativo
  • La historia geológica y ecología de la resina: por ejemplo la filogenia de las angiospermas productoras de resina.
Los grupos encerrados son los productores de resina.
  • La etnobotánica de la resina: por ejemplo la historia de la resina y el ámbar.

Linea del tiempo.
Finalmente es un libro que tiene 586 páginas. Pero vale la pena leer algún capitulo o todo el libro. Está en línea.

Literatura citada: 

Langenheim, H. 2003. Plant resins: Chemistry, evolution, ecology and ethnobotany. Timber Press Portland, Oregon, pp. 586
En el editorial original (ya no hay para venta) y en Amazon.

lunes, 6 de octubre de 2014

El maque michoacano

Pensando en que ya pasó más de un año de que dejé la tierra patzcuarense, me decidí a divulgar acerca de una de las artesanías más hermosas de Michoacán: el maque.

Casa de las artesanías en el exconvento Jesuita de Pátzcuaro, Michoacán.

Como todas las artesanías mexicanas, el maque está íntimamente ligado al uso de la diversidad biológica y a la historia cultural de nuestro país, pues este proceso artesanal se practica desde el siglo XIX por los purépechas, principalmente por mujeres.

Cajitas hechas de calabaza, decoradas con maque.

Se produce el maque al recubrir y decorar la superficie de objetos de madera, combinando tierras naturales finamente pulverizadas, pigmentos de distintas plantas y axe, que es la grasa de un insecto. Así, estos materiales se aglutinan por capas en los objetos de madera, donde adquieren las más bellas formas.

Espejito decorado con maque.


Con el maque, los artesanos michoacanos transforman las caprichosas formas de la naturaleza y las recrean con su particular cosmovisión. Por ello no es extraño que los dibujos tallados en la madera sean principalmente flores y aves.

Platos decorados con la técnica del maque.

Todos los años en Pátzcuaro, durante la Semana Santa y el Día de Muertos, los artesanos de las distintas regiones de Michoacán llevan sus obras para exponerlas y venderlas en el tianguis artesanal de la plaza principal Vasco de Quiroga. Los invito ya que son excelentes fechas para admirar lo que las manos michoacanas construyen.

Catrinas en el Día de muertos, Pátzcuaro, Michoacán.

Finalmente, dejo unos links:



lunes, 16 de junio de 2014

¿Sabías que los olmecas ya fabricaban hule hace 3500 años?

Las antiguas culturas mesoamericanas olmecas, mayas y aztecas ya utilizaban el caucho en su forma de hule mucho antes del descubrimiento de la vulcanización. El uso del caucho representó un gran avance para estas culturas y fue muy importante para aspectos religiosos, deportivos y como pago de tributos.
Pelotas de caucho encontrada en la región olmeca "El Manatí" en Veracruz. Imagen tomada de Takanian y Hosler, 2011. 

En la actualidad el hule de caucho se utiliza como materia prima para la elaboración de una gran diversidad de productos como calzado, llantas, adhesivos, mangueras, entre otros.

Pero ¿Qué es caucho y de donde proviene?

El caucho es un polímero (quiere decir una cadena de moléculas chicas e iguales) que se obtiene del látex extraído de ciertas especies de plantas. El látex y el caucho que actualmente se comercializa proviene del árbol Hevea brasiliensis (Familia Euphorbiaceae). En cambio los antiguos mesoamericanos utilizaban el látex proveniente del árbol tropical, uno de los dos especies de "árbol del hule", Castilla elastica (Familia Moraceae).

Y ¿cómo se forma el polímero?

Se forma mediante un proceso químico llamado polimerización. Es la formación de cadenas por la unión de unidades pequeñas llamadas monómeros. El monómero del látex del caucho se llama isopreno y el polímero que se forma es el poli-isopreno.

Estructura química del isopreno y el poliisopreno.


De esta forma se producen cadenas muy largas que nos proporcionan las propiedades de elasticidad y durabilidad útiles para el uso en herramientas y otros artículos. Además es afectado por los cambios de temperatura y la acción de microorganismos.

El mejoramiento de estas características se produce con la adición de azufre en presencia de calor, proceso llamado vulcanización descubierto por Goodyear en 1839. Se mejoran las propiedades por que se forman puentes entre las cadenas de moléculas, produciendo una especie de red mediante la unión con moléculas de azufre. Ahora se llama hule.

Representación de la formación de redes que conforman el caucho.

Con este método se procesa la mayoría del caucho que se utiliza actualmente. Sorprendentemente, una forma parecida era ya utilizado por los olmecas desde hace 3500 años. Ellos mezclaban el látex de Castilla elástica con el jugo extraído de una enredadera tropical: Ipomea alba.

Curiosamente las reacciones químicas que ocurren en ambos procesos son muy similares. El extracto de Ipomea alba contiene compuestos con azufre y en la vulcanización se usa también azufre. Otra cosa muy importante es que el proceso de vulcanización como lo descubrió Goodyear es muy contaminante porque necesita calor y el que utilizaban los olmecas no necesita calor.

¿No creen que los olmecas fueron buenos tecnólogos?... Claramente es algo que despierta el interés de algunos científicos. Es un campo interesante de estudio del cual se podrían derivar interesantes aplicaciones. Sin embargo muy poco se ha investigado en nuestro país.


Bibliografía consultada

Austin, D. F. 2013. Moon-flower (Ipomoea alba, Convolvulaceae)- medicine, rubber enabler, and ornamental: A review. Economic Botany 67(3): 244-263.

Hosler, D., S. L. Burkett y M. J. Tarkanian. 1999. Prehistoric polymers: rubber processing in ancient Mesoamerica. Science 284: 1988-1990.

Reichard, J. D. 2009. Life and death overtime: Sacred play of the ancient Mesoamerican rubber ball game. American Academy of Religion Midwest Region Meeting. 

Tarkanian, J. M. and D. Hosler. 2011. America´s first polymer scientists: rubber processing, use and transport in Mesoamerica. Latin American Antiquity 22: 469-486.

lunes, 20 de enero de 2014

¿Por qué pega el engrudo?

Fue lo que me pregunté en una clase de Botánica Económica.

En esa ocasión se nos explicaba que el almidón que contienen las harinas y con las que se hace pan, atole y otras cosas, es un hidrogel. Este hidrogel se obtiene al mezclar almidón con agua, resultando un material espeso y pegajoso, el engrudo. Estas dos características del almidón son bastante apreciadas en la industria de los alimentos, pues les confiere a estos últimos, estabilidad, textura y consistencia. También es utilizado en la elaboración de adhesivos.

Semillas, fuente de almidón
Harina de arroz


En las plantas, el almidón se encuentra en diferentes partes de su estructura en forma de gránulos, es donde las plantas almacenan la energía que necesitan para sus procesos biológicos. Las plantas tienen más almidón en la semilla, es por esto que los cereales son la base de la alimentación humana.

El almidón está compuesto por una cadena de glucosa, un azúcar Una molécula lineal se llama amilosa y una ramificada que se llama amilopectina.

Estructura química de la amilopectina (imagen tomada de Wikipedia)


Estructura química de la amilosa (imagen tomada de Wikipedia)


Entonces cuando se mezcla harina, que es almidón en polvo, y agua caliente, se obtiene el engrudo, sí, el pegamento que se usa para las piñatas. El engrudo se forma porque el agua caliente hincha y rompe los gránulos de amilosa. El engrudo permiten la unión entre dos objetos porque se forman enlaces covalentes entre estos objetos y el engrudo rellena los huecos que existen entre ambas superficies, incluso cuando son muy lisas. El fenómeno de adhesión es posible gracias a reacciones físicas y químicas que involucran enlaces iónicos, tensión superficial y puentes de hidrogeno.

El engrudo se emplea para pegar papel desde hace mucho tiempo, pero ha sido reemplazado por pegamentos sintéticos de origen animal.

Engrudo obtenido a partir de la harina de arroz


Las frases escritas en el papel se pegadas con engrudo

jueves, 18 de julio de 2013

Inglaterra 2013: La colección de Botánica Económica de Kew


Acabo de regresar de un viaje, principalmente a Inglaterra, para asistir al congreso anual de la Sociedad de Botánica Económica. Aproveché también para trabajar algunos días en el herbario de los jardines botánicos de Kew en Londres para un proyecto de libro que estoy terminando, y también para botanizar. Espero poder compartir algunas impresiones en este espacio.

Iniciaré con las fotos de una visita guiada a la colección de Botánica Económica de Kew, que fue parte del los eventos organizados alrededor del congreso. Pueden leer más sobre esta colección aquí.

Esto es la entrada al edificio de la colección, semi-subterraneo y con vegetación encima.

El guía fue el Dr. Mark Nesbitt.

Así se ve el espacio actual de la colección; los objetos pequeños están guardados en estantes movibles (compactadores) y por familia.

Así se ven los estantes para objetos pequeños.

También hay espacio para objetos más voluminosos.

Claro, no pudimos ver todo. Solo vimos algunos objetos, agrupados por temáticas. Iniciamos con textiles hechos de "corteza", aunque no es realmente de corteza, sino solo de su capa interior, que es la parte más flexible. Es lo que los botánicos conocemos como floema.

Esto es una chamarra hecha de la corteza de una ulmácea, Celtis. Lo obtuvo un oficial - y antropólogo - del imperio británico, y al parecer lo usó, por 1881 en las islas Nicobar.

Esto son sus etiquetas - viejas y nuevas.

Esto fue una capa para un jefe maori, hecha con hojas. De primera vista parece pasto, pero si se toca (no pudimos tocar el original, pero tenían material aparte para demostración) es suave como piel fina. La especie es Celmisia coriacea (= Celmisia semicordata), una asterácea endémica de Nueva Zelanda.

Aqui se observa el cuidado con el que se elaboró la pieza.

Aquí vemos el floema de Lagetta lintearia, de las Thymelaeaceae. En inglés tiene el nombre apropiado de "lace bark tree", que se traduce como árbol de corteza de encaje. Crece en Jamaica.

Aquí se ve un objeto, una especie de gorra para damas. También el abanico al inicio de esta contribución está hecho con este material.

El siguiente tema eran plantas medicinales. Abajo ven cajas que antes se usaban para hacer exámenes a estudiantes de farmacología. Elos tenian que saber reconocer diferentes sustancias medicinales de origen vegetal.

Cajas con muestras de sustancias medicinales.

Un acercamiento a las sustancias ...

... y a las indicaciones de qué era cada una.

Esto fue un antiguo estante para guardar aceites esenciales, rescatada de una farmacia.

Esta muestra es del aceite de eucalipto.

Esto es una caja con varias partes y presentaciones de la quina (Cinchona officinalis)

También se exhiben flores de cera, que se usaban en las clases para farmacólogos, que antes tenían que ser buenos botánicos también. Esto es la flor de una Magnolia.

Los investigadores de Kew tienen un programa conjunto con una institución china para colectar e identificar plantas medicinales, ver cuáles eran auténticos y cómo se puede asegurar calidad y sostentabilidad en el caso de los recolectados.

Este cartel explica el proyecto.

Así se ven las colectas de estas muestras.

Estos son muestras de especies contenido en CITES.

Así se ven las muestras de cerca, en este caso la corteza de la mora blanca.

Esto son muestras de remedios comerciales.

Otro tema era todo lo relacionado con el caucho, Hevea brasiliensis (el cual los ingleses extrajeron de la región del Amazonas y lo llevaron a sus propias colonias en el sureste de Asia, donde prosperaron).

.
Esto fue uno de las semillas del lote hurtado original

Luego luego se pusieron a buscar aplicaciones para este nuevo material (recuérdense que en este tiempo no había plásticos); esto es La Borrachera (según la etiqueta).

Esto es un traste de hule.

Aquí una bomba para leche materna (cosa que antes no era posible con los materiales disponibles).

Una dentadura de hule


Y ahora todavía fotos de algunas otras curiosidades:

Esta caja contiene una cerbatana desarmable y varias flechas con veneno de la Amazonia.

La colección de cestas.

Un muestreario de maderas sudafricanas.

El aspa de un avión en la primera Guerra Mundial, hecha de madera del nogal y caoba.

¡Y una bicicleta de madera!