Mostrando las entradas con la etiqueta Burseraceae. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta Burseraceae. Mostrar todas las entradas

jueves, 28 de febrero de 2013

Alebrijes...la magía de Oaxaca...

Antes de visitar San Martín Tilcajate, Oaxaca no tenia idea sobre que era un alebrije. Quizás en algún momento había escuchado la palabra, pero jamás me imagine todo lo que involucra.

San Martín Tilcajate es conocido como la tierra de los alebrijes. Se encuentra a 30 minutos del centro de Oaxaca, sobre la carretera Oaxaca-Ocotlán. Este lugar te cautiva por la decoración de sus calles, de sus casas... todo engalanado con hermosos alebrijes de distintos tamaños y colores, los cuales parecen tener vida y te envuelve en un mundo de magia e imaginación.

Los alebrijes son figuras que mezclan características de animales y humanos fantásticos. Son artesanías de madera talladas y decoradas mano; la madera es de unos copales. La pintura con la cual se decoran es natural y se prepara en el momento que la van utilizar. Se prepara mezclando la corteza del copal con jugo de limo, granada, entre otros.

Esta artesanía es invención de Pedro Linares López en 1936 y es influenciada por la cultura zapoteca.

Alebrije que representa una mujer con  una concha de caracol en la espalda
Preparación de colorantes naturales.



Tallado de la madera 


Después de tallado las piezas de madera se colocan en gasolina  durante varios meses con el fin de des hidratarla  y  eliminar hongos u organismos que dañen la madera. 



Alebrije:  figura de un oso

lunes, 17 de septiembre de 2012

Salida de campo 2012: Linaloe

En el primer día de nuestra salida de campo a Morelos en marzo de este año, visitamos el Jardín Etnobotánico en Cuernavaca.

Para el segundo día, nos trasladamos a Chimalacatlán, Mpio. Tlaquiltenango. Este pueblo es notable por dos cosas: una es una zona arquelógica importante, y la otra es un esfuerzo de su comunidad de aprovechar uno de sus recursos silvestres - el árbol de la linaloe, Bursera linanoe (= Bursera delpechiana = Bursera aleoxylon), en forma sustentable. El pueblo también tiene una cueva, donde se encontraron algunos restos de animales prehistóricos.

Tanto la madera como los frutos de la linaloe contienen un aceite aromático. Es él que da el olor a las cajas de Olinalá, pero también se emplea ampliamente en la perfumería, para aromaterápia, etc. A nivel local se usa como medicinal contra hongos e infecciones de la piel. Se extrae a través de la destilación de arrastre por vapor; en Chimalacatlón se utilizan solamente los frutos. Su principal aceite esencial es el acetato de linalilo.

Presentaciones del aceite de linaloe, y algunos folletos.

El Sr. Sergio Brito nos dió la bienvenida y nos ofreció una merienda; su suegro, el Sr. Matías, fue nuestro principal guía en campo, mientras el Sr. Sergio nos explicó el proceso de la extracción del aceite a partir de los frutos. Se requieren aproximadamente 40 kg de frutos (más una buena cantidad de gas para el alambique) para extraer un litro de aceite, que se vende en aproximadamente 3000 pesos al mayoreo.

La destiladora (alambique) del aceite.
Se propagan árboles por estacas (que maduran más rápidamente) y se plantan en los terrenos del pueblo. El grupo de ejidatarios participantes se llama Exploradores de la Biósfera, SPR de RL (se puede encontrar más información en la página 69 de este catálogo de productos y servicios del Corredor Biológico Mesoamericano México, 2a. ed., de 2008; nada más cuidado, es un archivo grande)

Unas plantas jóvenes, propagadas por estacas.
La visita también incluyó una caminata a la zona arqueológica con plataformas megalíticas impresionantes. En el camino vimos toda una serie de plantas útiles - claro, era temporada de secas, pero de todas maneras aprendimos.

Cualquier visitante puede contratar las visitas guiadas, y también se puede adquirir el aceite, ya sea al menudeo o al mayoreo; de hecho, están buscando más clientes regulares. El teléfono de contacto es  73-45960011 (casa) o 73-45242019 (celular).


Primero un poco de historia.
Líquenes en las bardas

Un árbol de bonete, Jacaratia mexicana, un pariente de la papaya; sus frutos se comen cuando están tiernos.

La corteza exfoliante de Bursera simaruba, el palo mulato.

Una planta muy urticante del género Cnidoscolus.

La corteza del cuachalalate, Amphipterygium adstringens, una planta medicinal mexicana importante.

Los frutos de la ceiba.

Parece común encontrar jitomates silvestres en zonas arqueológicas.

Esto son los frutos temerosos de Martynia annua.

También probamos el huamuchil, Pithecellobium dulce.

Esto es Selaginella, la doradilla, en la temporada de secas; también es una planta medicinal.

Nopal, agave y cactus.
Este es un campo de juego de pelota, parte de la zona arquelógica.

En algunas partes se aprecia todavía un poco de estuco.

El letrero de la zona arquelógica (hacer click para poder leerlo).

Un sitio de excavación, con estructuras más pequeñas.
Lo más impresionante es esta base de pirámide con megalitos (piedras muy grandes)

Otro aspecto de esta plataforma megalítica.

Rancho con horno.

Corral.

Las vacas regresando al pueblo.

Una planta de algodón, en una casa.

Este museo alberga restos de los animales prehistóricos encontrados en la región.

Desafortunadamente no pudimos entrar; esta foto se tomó desde afuera.
Y sí tuvimos una llanta ponchada ...

El Sr. Sergio Brito mostrando una trepadora útil.

Para más información sobre la linaloe, vean este Manual sobre los copales de México (pdf), editado por la CONABIO. El estudio de impacto ambiental de la recolecta del fruto de linaloe y de la corteza de cuachalalate para Chimalacatlán se encuentra aquí. Para más información sobre el árbol, un artículo sobre las raíces mexicanas de la lavanda de la India (en inglés).

Más contribuciones sobre prácticas de campo de mis cursos:

Y otros sobre viajes diversos: