Mostrando las entradas con la etiqueta Guanajuato. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta Guanajuato. Mostrar todas las entradas

viernes, 24 de mayo de 2019

Jarabe de mezquite: la algarrobina mexicana

Hojas e inflorescencias de mezquite (Prosopis laevigata). Foto de Guadalupe Mendoza Bocanegra.



El generoso árbol del mezquite (Prosopis spp.), este árbol tan común de las zonas áridas y semiáridas, beneficia a los habitantes de estas regiones con sus múltiples usos.

Los principales usos son como alimento humano y animal, para la conservación y nutrición del suelo, como especie melífera, medicinal, fuente de identidad e importancia cultural, para la fabricación de pegamentos y barnices, para elaboración de muebles y artesanías, como combustible (leña) y para la producción de carbón vegetal.

Debido a estos tres últimos usos, las poblaciones de mezquites se están viendo afectadas. El primero y segundo tiene que ver con una sobreexplotación sin renovación y el tercero, como sucede con muchas especies aprovechadas en grandes cantidades en nuestro país, con que no hay interés por parte de las empresas ni organismos de gobierno ni en la población local en regular su extracción y brindar o obtener capacitación para un buen manejo.

En el municipio de Dolores Hidalgo y San Miguel de Allende, Guanajuato, hay esfuerzos por conservar, re-valorar su importancia y diversificar los usos de este importante árbol. En la comunidad de Las Hierbas, perteneciente al municipio de Dolores Hidalgo, un grupo de apicultores "Asociación ganadera local especialista en abejas de la zona semidesértica del norte del estado de Guanajuato" están tratando de reproducirlos por acodos y reforestar con ellos, además de promocionar la limpia  y poda de mezquite para el uso de leña, y el mantenimiento de los árboles. La limpia consiste en quitar el paxtle, una Tillandsia que vive sobre los mezquites y los recubre parcial o totalmente. Si los llega a cubrir totalmente, puede matarlos, ya que no deja que espacio para las hojas y para la fotosíntesis.

Poda de mezquite. Foto de Guadalupe Mendoza Bocanegra.

Cerca de este lugar, en el municipio de San Miguel de Allende, existe otro proyecto integrado por mujeres e impulsado por la M.C. Andrea Gómez Rodríguez, que busca aumentar el valor agregado del apreciado mezquite, a través de la elaboración de jarabe concentrado de las vainas nombrada por ellas como "mezquitina" (parecida a la consistencia y color de la melaza) y sus subproductos (dulces de mezquite, empanadas de mezquitina, natilla, licor) y otros como harina y galletas. Su empresa se llama Come Mezquite y comercializa sus productos en tiendas y en el mercado orgánico de San Miguel de Allende (TOSMA).

Logotipo de la empresa "Come mezquite". Imágen tomada de facebook.

Andrea tuvo la oportunidad de conocer esta técnica gracias a los conocimientos que le compartieron productores de algarrobina del Perú, obtenida del árbol del algarrobo. No es el algarrobo del Méditerraneo (Ceratonia siliqua), en el Perú dan este nombre a un árbol del mismo género del mezquite (Prosopis pallida). Ahora ella junto con su equipo aplica la técnica con la especie predominante en México (Prosopis leovigata) y la comparte con comunidades de la zona y en este blog, con nosotros.

Capacitación de mezquitina en la comunidad de "La Cuadrilla", San Miguel de Allende, Gto.

La intención de lo escrito para este blog, será entonces compartirles el proceso general para la elaboración de mezquitina. Tiene los siguientes pasos:

1. Cosecha o recolecta las vainas maduras de mezquite de acuerdo a la cantidad requerida, puedes pesar las vainas para mayor exactitud. Ponlas a secar al sol durante una semana, en este paso también se puedes seleccionar  las mejores vainas, es decir, las que no estén podridas o verdes.

Pesado de vainas.
2. Lávalas con agua para quitarles los restos de tierra o polvo.

Lavando las vainas de mezquite.

3. Pon a cocer los mezquites en agua durante un periodo de dos y media a tres horas, hasta que las semillas se desprendan fácilmente de la vaina y pueda descascararse; por cada kilogramo de vaina, agrégale cuatro litros de agua.

Vaina de mezquite hervida, lista para despulparse.

4. Separa la vaina cocida del agua con ayuda de un colador. Coloca la vaina en un recipiente grande para que puedas despulparla con la mano, para ello, frótala entre tus manos y entre ellas como si estuvieras lavando tu ropa en un lavadero tradicional. Si es necesario, puedes agregar muy poca agua (de la misma con la que se hirvió la vaina) para ayudar a sacar bien la pulpa dulce.

Despulpando la vaina.

5. Cuando toda la semilla esté fuera de las vainas, exprime el gabazo (las cáscaras que quedaron) y recolecta la pulpa en otro recipiente, utilizando un colador de abertura gruesa. Para garantizar la extracción total de la pulpa, vuelve a incorporar  poca agua y lava el gabazo por segunda vez. ¿Te cansaste?, solo unos cuantos pasos más:

Recolectando la pulpa.

6. Por tercera vez, cuela la solución de agua y mezquitina a través de un colador más fino.

7. Ahora, para garantizar una consistencia sin grumos en la pulpa, pásala por una tela de organza. Sus poros son muy finos.


8. Prepara el fogón, pues nuevamente, tendrás que colocar en el fuego, la olla que contiene a la pulpa colada finamente, para conseguir que el exceso de agua se evapore y quede una mezcla espesa de color oscuro con gran concentración de azúcares.

Calentando la pulpa fina para que se evapore el agua.

9. No se te olvide moverle con una pala o cuchara de vez en cuando, hasta que logres una consistencia espesa.

Espesando el jarabe de mezquite.

10. Si obtuviste solo la cantidad para tu autoconsumo, colócala en un frasco donde te quepa y refrigérala, pero si quieres conservarla por más tiempo, regalarle a tus amigos o familiares, envásala al alto vacío.

Jarabe o miel de mezquite concentrado.

Como podrás darte cuenta, el proceso es largo y necesita de tiempo y práctica para encontrar el punto perfecto en algunos de los pasos.

El producto obtenido es de muy alta calidad nutricional pues la literatura reporta una cantidad de minerales mayor que la miel elaborada por las abejas, además tiene muchos beneficios como energetizante, para fortalecer los pulmones, prevenir la ansiedad, combatir el estreñimiento y efectos antioxidantes. Además de que endulza tu vida de manera natural. En la industria es utilizada como endulzante, saborizante de bebidas y en productos de repostería.

En nuestro país no hay tradición sobre el consumo de este jarabe, como lo hay en Perú. Además las propiedades nutrimentales y fisico-químicas de este jarabe son distintas al provenir de otra especie. Tenemos el reto de investigar sobre estas particularidades de nuestra mezquina y de apoyar a las mini-empresas que están elaborando este producto en México. ¡Atrévete a probar otros sabores, experimenta con ellos, dispersa su conocimiento e investiga sobre las fortalezas de estos nuevos productos!

Necesitamos relacionarnos con la naturaleza de una manera  respetuosa y equilibrada. Esto puede lograrse, si un recurso tiene múltiples beneficios y usos, lo cual incrementa su importancia y por tanto, las ganas de conservarlo:¡la diversidad es la respuesta a los problemas socioambientales!

Referencias:

Rodríguez Sauceda E.N., Rojo Martínez G. E., Ramírez Valverde B., Martínez Ruíz R., Cong Hermida M. de la C., Medina Torres S.M. y Piña Ruiz H.H. (2014) Análisis técnico del árbol de mezquite (Prosopis laevigata Humb.& Bonpl. ex Willd.) en México.Ra Ximhai 10(3):173-193.

Dostert N., Roque Gamarra J., Echeverría A., I. la Torre M. y Weigend M. (2012) Hoja botánica: Algarrobo - Prosopis pallida (Humb. y Bonpl. ex Willd.) Kunth. Perú biodiverso. 15 p.

Más literatura para ahondar sobre el tema:

El mezquite: una alternativa de reconversión productiva en la microcuenca Cerrito de San Pablo, Dolores Hidalgo, Guanajuato

El género Prosopis "Algarrobos" en América Latina y el Caribe. Distribución, bioecología, usos y manejo.

Estudio del proceso y modelo asociativo empresarial para la producción tecnificada de algarrobina.

En Cuexcomate:

miércoles, 22 de mayo de 2019

La generosidad del gran mezquite


Árbol de mezquite (Prosopis laevigata). Foto de Guadalupe Menzodoza Bocanegra.
Mi ruta de trabajo en años anteriores comprendía principalmente los municipios de San José Iturbide a San Miguel de Allende y de éste a Dolores Hidalgo, Guanajuato. Para mí la vegetación y los paisajes de este lugar eran totalmente diferentes a los que estaba acostumbrada como buena citadina del Valle de México. Cada que miraba por la ventana del automóvil, podía admirar el paisaje semiseco lleno de arbustos y árboles espinosos, y en los primeros meses del año, marzo o abril, ver el paisaje atiborrado de flores amarillas y hojas de un verde-vida.

En la carretera una y otra vez se repetían los letreros de "Bienvenidos al Mezquital", "Comunidad El Mezquite" "Muebles de mezquite". En varias actividades era mencionado, para los días de campo, tomar el lunch, descansar de la jornada de trabajo en campo o tomar un respiro en un día soleado, las citas eran a la sombra de un mezquite.

El mezquite (Prosopis laevigata (Willd.) M.C.Johnst.) es un árbol característico de las zonas áridas y semiáridas, y es originario del continente americano. Los árboles miden alrededor de 4 hasta 13 metros según la literatura. A simple vista su flor parece solo una, pero en realidad son muchas flores aglomeradas en una estructura alargada que los botánicos llaman racimo o amento. Son de color amarillo, especialmente llamativas para los insectos (abejas).

Dependiendo de la época, sus hojas son de un verde encendido (época de floración) u opaco (otoño-invierno), son pequeñas y partidas en pequeñas estructuras llamadas foliolos. Las ramas tienen espinas y su corteza es agrietada y con madera dura, parecida a la piel y porte fuerte de los campesinos en esa zona.

Es una leguminosa, pariente del frijol, por lo que sus frutos son vainas largas con muchas semillas dentro. Se distribuye geográficamente prácticamente en todo nuestro país (norte, centro y sur), se han identificado 11 especies pertenecientes al grupo Algarobia, característico de las áreas desérticas y semidesérticas.  A continuación las enuncio: Prosopis odorata, Prosopis glandulosa, Prosopis velutina, Prosopis yaquiana, Prosopis articulata Prosopis tamaulipana, Prosopis vidaliana, Prosopis laevigata, Prosopis mezcalana, Prosopis mayana y Prosopis juliflora (Palacios,2006).

Inflorescencia y hojas del mezquite. Foto de Guadalupe Mendoza Bocanegra.
Las plantas de más relevancia para los humanos generalmente tienen diversos usos, y el mezquite no es excepción.

En Dolores Hidalgo, Guanajuato, municipio conocido como la cuna de la independencia de México, conocí varios de estos usos. A continuación los describiré brevemente:
  • Como alimento humano. Como su fruto (vaina) es dulce, se muerde la punta para descubrir las semillas y se va chupando. La gente actualmente casi no lo hace, pues dicen que es alimento para animal. Sin embargo en algunas fiestas importantes llegan a preparar la pulpa en forma de atole.
  • Como alimento animal. Debido a su gran cantidad de proteína (55-59% en la semilla, Meraz et al., 1998), la gente recolecta las vainas o frutos de forma manual y los colocan en los comederos a los animales.
Colecta de vainas de mezquite. Foto de Rodrigo González de la Mora.
  • Combustible: La madera de mezquite es utilizada como leña para los hogares. A veces se cortan árboles enteros, otras utilizan los enfermos o viejos, o a veces también hacen podas.  
  • Producción de miel de flores de mezquite: Las abejas frecuentan las flores de este árbol y elaboran una miel de calidad de exportación. El color de la miel es amarillo pálido, parecido a la mantequilla. Por este parecido, en algunos lugares esta miel es conocida como miel-mantequilla. A diferencia de las mieles multifloras que saben un poco a "hierbas", ésta posee un sabor muy delicado que no predomina si la comes en un pan tostado.
Miel de mezquite, marca "Luna de Miel". Foto de Guadalupe Mendoza Bocanegra.


  • Medicinal: En esta zona, recomiendan preparar un té de brotes tiernos, para evitar el malestar de la dentición en bebés. En otras regiones se describen más usos.
  • Elaboración de muebles y objetos de madera de mezquite. La madera de este árbol es apreciada por su resistencia. Se emplea para distintas artesanías y muebles rústicos como bancos, mesas, sillas y utensilios de cocina, cucharas, platos y prensas para tortillas.
Prensa para tortillas de madera de mezquite. Foto de Enrique Ruiz Solís.
En otros estados (por ejemplo, Tamaulipas, San Luis Potosí y Sinaloa) lo usan para la elaboración de carbón vegetal para exportación.

Carbón vegetal. Fuente: Wikipedia
También hay nuevas formas de aprovecharlo, como jarabe concentrado de mezquite y en dulces. Estos productos los pude probar en el municipio aledaño (San Miguel de Allende, Gto).

Para hacer el jarabe concentrado se hierven las vainas en agua por mucho tiempo y después se exprimen para concentrar la pulpa. Al final del proceso queda un jarabe espeso color café-rojizo que se puede utilizar como sustituto de azúcar o como postre untado en un pan.
Concentrado de pulpa de mezquite

Con el concetrado de pulpa, leche y otros ingredientes, se elaboran dulces "chiclosos" de mezquite.

Dulces de mezquite
Otro uso de interés actual del mezquite, es  a través del uso de su goma, parecida a la goma arábiga, usada en la industria de alimentos, bebidas y farmacia.

Aparte de ser un árbol bondadoso con la especie humana, es importante en los ecosistemas porque los árboles estabilizan y fijan nitrógeno en el suelo, uno de los nutrientes más importantes para las plantas; evita la erosión y provee de materia orgánica. También es usado para cercar las parcelas y crear un microambiente sombreado y más fresco en ellas.

No cabe duda de la relevancia de este árbol para la poblaciones del semidesierto y desierto, tan importante para algunas culturas, que hasta es mencionado en canciones.

Para este blog, quisiera despedirme con la siguiente canción de Ramón Ayala que dice algo así:

La rama del mezquite, donde tu me esperabas, desde que tú te fuiste, se comenzó a secar, sus hojas eran verdes, y ya son amarillas, parece que comprenden, que yo estoy sin vida....la rama del mezquite, igual que yo se muere, amor si algún día vuelves, me vas a visitar, al panteón de los enamorados, pero sobre mi tumba, no vayas a llorar...mi cruz será, la rama del mezquite, así sabrás, lo mucho que te quise. La rama del mezquite, y yo estaremos juntos, mas no te pongas triste, todo tiene su final.


Este blog está dedicado con amor para Carlos De La Mora Covarrubias, visionario y promotor apasionado para el aprovechamiento, conservación y reproducción del mezquite. Tus raíces siguen ancladas profundamente como las del mezquite.

Referencias:

Palacios R.A.(2006) Los mezquite mexicanos: biodiversidad y distribución geográfica. Bol. Soc. Argent. Bot. 41(1-2):99-121.

Meraz Vazquez S., Orozco Villafuerte J., Lechuga Corchado J.A., Cruz Sosa F. y Vernon Carter J. (1998) El mezquite, árbol de gran utilidad. Revista Ciencias UNAM 51: 20-21.

López Franco Y. L., Goycoolea F. M., Valdez M.A., Calderón de la Barca A. M.(2006) Goma de mezquite:una alternativa de uso industrial. Interciencia 31(3):183-189.

Para leer más:

Análisis técnico del árbol del mezquite.
Ecología y usos de especies forestales de interés comercial de las zonas áridas de México.
Bromatología de la vaina de mezquite (Prosopis spp.) como alternativa como consumo sustentable en la comarca lagunera.

En Cuexcomate:

Járabe de mezquite: la algarrobina mexicana
Propagación de leguminosas leñosas por acodo
Top 15 de las plantas útiles del valle del Mezquital

lunes, 12 de septiembre de 2011

Fotos y un teocintle del sur de Guanajuato

De regreso de los festejos del 70 aniversario de la fundación de la Sociedad Botánica de México en Morelia hacía la Ciudad de México tomé unas fotos que quiero compartir. Aquí están:


El lago de Cuitzeo en un día nublado.

Garzas.

Calle principal de Cuitzeo.

Paisaje agrícola con cerros con bosque tropical caducifolio en el fondo.

El lago de Cuitzeo desde el norte (y con sol, que salió brevemente), entre Santa Ana Maya y Iramuco, cerca del límite entre Michoacán y Guanajuato.

Una población de teocintle (Zea mays ssp. mexicana, de la raza Mesa Central; la raza es una categoría informal - para más información ver esta publicación). Cabe mencionar que esto fue la única población que vi a lo largo de la carretera Cuitzeo-Santa Ana Maya-Iramuco-Acámbaro. Se supone que el norte del lago de Cuitzeo es su principal área de distribución. Lo que sí vi a lo largo de la carretera fue mucho zacate Johnson (Sorghum halepense) y otros pastos africanos. Sería muy importante hacer un inventario actualizado de las poblaciones del teocintle; en varias regiones parece que están siendo sustituidas por pastos forrajeros introducidos.

Así se ve la mazorquita o la infrutescencia de este teocintle. Son frutitos más triangulares, no casi como trapecio como son los de la raza Chalco.

Aquí se observa la manera como sale el estigma largo del ovario (luego el fruto).

Un fruto que encontré contaba tanto con flores femeninas como masculinas, como un Tripsacum. No sé qué tan común sea esto, pero lo dejo aquí para documentarlo.

Esto es la misma mazorca, vista del otro lado; hacía la izquierda están las flores femeninas y hacía la izquierda las brácteas de las flores masculinas.


Esto es un Tripsacum para comparación. La foto es de noviembre de 2005, de cerca de Valle de Bravo, Estado de México.