Mostrando las entradas con la etiqueta Vegetación. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta Vegetación. Mostrar todas las entradas

jueves, 15 de septiembre de 2016

Paisaje, especies vegetales y animales en la Mixteca Poblana

Buen día amigos, en esta ocasión les voy a presentar parte de la vegetación, agricultura y ganadería en la mixteca Poblana, específicamente del municipio de Tecomatlán, Puebla.  La mixteca Poblana es una región geográfica en el suroeste del estado de Puebla, caracterizada por un clima, flora y fauna comunes en toda la región. En conjunto, se le llama Mixteca a la zona cultural, económica y política que comparten los estados de Puebla, Guerrero y Oaxaca, en donde tuvo presencia el pueblo mixteco

El paisaje de la zona presenta arbustos y pequeñas montañas, los pobladores se dedican al cultivo de maíz, algunos utilizan pequeños sistemas de riego de manera rústica.

Paisaje en la mixteca Poblana
La vegetación pertenece a la clasificada como selva baja caducifolia. Estas zonas se distribuyen en regiones libres de heladas y con una temperatura anual media entre 20 y 29 grados centígrados. La agricultura en ésta región puede ser productiva si hay riego.

Vegetación en la mixteca Poblana
Los cactus son otro grupo vegetal que se encuentra en éstas zonas. Son un familia de plantas suculentas y en su gran mayoría son espinosas. Esta familia es originaria de América.

Cactus en la mixteca Poblana
Como les decía anteriormente, en este tipo de vegetación el agua es escasa, aún así los pobladores cultivan maíz, algunos siembran pequeñas parcelas y lo riegan con agua de la manguera ya que no se puede utilizar sistemas de riego tecnificados.

Contraste entre maíz con riego y sin riego en la mixteca Poblana
En el Pueblo de Tecomatlán, Puebla, los campesinos cultivan una planta que se llama cuatomate, la cuál es utilizada para preparar alimentos como salsa y otros platillos ya que este fruto sustituye al jitomate, lo cuál es una buena estrategia para ellos cuando el jitomate tiene precio elevado. El cuatomate es una planta silvestre en proceso de domesticación y con alto potencial económico

El cuatomate, sustituto del jitomate en la Mixteca Poblana
Otra planta característica de la Mixteca Poblana es el bonete, Jacaratia mexicana. Es un pariente de la papaya, y tiene un fruto alargado con alas. El fruto se come cuando jóven, y la planta tiene toda una serie de otros usos.

El bonete, fruto característico de la Mixteca Poblana
Por último, la ganadería en la Mixteca está compuesta generalmente por cabras y en menos medida por ovejas. Existen campesinos que han construido corrales para estabular a su ganado y evitar pérdidas por robo.

Las cabras, ganadería típica de la mixteca Poblana
Si desean conocer más sobre el municipio de Tecomatlán y en general la Mixteca Poblana les dejo el siguiente enlace.

Bibliografía

INAFED (2016) Instituto Nacional para el Federalismo "Los municipios de Puebla". En línea. Disponible en: http://www.inafed.gob.mx/work/enciclopedia/EMM21puebla/municipios/21155a.html

Trejo Vázquez, Irma (1999). El clima de la selva baja caducifolia en México. Invest. Geog [online]. , n.39 [citado  2016-05-03], pp.40-52. Disponible en: <http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0188-46111999000200003&lng=es&nrm=iso>. ISSN 0188-4611.


miércoles, 8 de junio de 2016

Pine Mountain, Kentucky

Me encuentro en el estado de Kentucky, Harlan County, una region tan apartado como se puede encontrar en la mitad oriental de EUA. Hay bosques y hay minas.

Los bosques son de los más diversos de los templados; en muestreos se encuentran a menudo 20-30 especies de árboles en una sola superficie (p.ej. varios Quercus, Magnolia o Carya, Fagus, Acer, incluyendo él que produce la miel de maple, Prunus, Tilia, Aesculus, Pseudotsuga, Castanea, Fraxinus, Corylus, Cornus, Pinus, Ilex, etc.). Muy bellos. Y en esta temporada muy perfumados por las flores de las tilas y de Lonicera (madreselva o honeysuckle), además el heno que se está produciendo justo ahora. Ya había escrito sobre los bosques en el sur de las montañas Apalaches antes, ya que hace dos años ya estuve en un lugar cercano, Cherokee, Carolina del Norte.

El haya, Fagus grandifolia, es cercanamente
emparentado, posiblemente la misma especie,
con el haya que tenemos en el bosque
mesófilo en México.

Las mineras en muchos casos cortan montañas enteras y dejan la basura en los valles adjuntas ("mountaintop removal"), con efectos sobre las fuentes de agua y, por supuesto, sobre los bosques. Vayan a leer la novela "Gray Mountain" de John Grisham (El secreto del Gray Mountain, en español) si quieren saber más.

Estoy aquí para la reunión anual de la Sociedad de Botánica Económica (Society for Economic Botany), que inició el lunes. Se está llevando a cabo en lo que antes era una escuela-internado para los hijos de los mineros y agricultores, el Pine Mountain Settlement School. Ahora es un centro para educación ambiental. Se ubica en medio del bosque, y tiene un pequeño rancho adjunto que provee parte de la comida expendida en la cafeteria.

En los próximos días quiero resumir las sesiones que estoy atendiendo, sobre todo para aquellos que no pueden leer los resumenes por razones de idioma. Lo he querido hacer en ocasiones anteriores, pero siempre faltaba ya sea la conexión de wifi o la mesa para la laptop, o ambas cosas. Ahora las tengo.

Les dejo algunas fotos del sitio y de los bosques que tomé en los últimos días.

Aquí se ve por qué el lugar se llama Pine Mountain.

Esto es el sitio de la reunión, la escuela.

El edificio principal para las reuniones.

La sala.

Parte de la comida se produce en la misma institución.

Se mantienen algunos edificios históricos.

Así se ve el bosque.

El sotobosque diverso.

Una población de Podophyllum peltatum (mayapple en inglés), una planta medicinal recolectada importante.

En este tiempo la mayoría de las hierbas del sotobosque no están floreciendo (muchos lo hacen temprano, antes de que cierra el dosel). Pero esto es Rhododendron calendulaceum.

Hemerocallis fulva, una especie originaria de China, muy común en la region.

miércoles, 11 de mayo de 2016

Viaje a la Huasteca Hidalguense (parte 2)

Conociendo la Huasteca

Dejamos atrás Tlanchinol y llegamos a Coacuilco, localidad que pertenece a Huejutla de Reyes (corazón de la Huasteca Hidalguense), donde Don Manuel nos esperaba con unos panes y un café de la región.

Después de platicar un poco, nos llevó a conocer el traspatio de su vecina, quien amablemente nos dejó tomar fotos de las inumerables plantas ornamentales (begonias, azucenas, crisantemos), frutales (naranjos, plátanos, cacao, mangos), y medicinales (albahaca, árnica) que poseía.

El huerto de la vecina de Don Manuel
El sol se hacía presente y el calor aumentaba conforme pasaban las horas, por lo que Don Manuel sugirió que empezáramos la caminata ya que íbamos a recorrer un poco el monte para apreciar los sistemas de cultivo de la región.

Caminando hacia el monte junto a Don Manuel
 La subida se empezó a notar, atrás se quedaba el pueblo, y a las orillas del camino se observaban cafetales (Coffea canephora), potreros, naranjales (Citrus sinensis), cedros (Cedrela odorata) y acahuales. En un punto de la caminata, pudimos observar lo que ya llevábamos recorrido, sin embargo, aún faltaba llegar a la cima de la colina.

Cafetal mezclado con plátanos y cedros
Vista hacia Coacuilco, se puede apreciar los potreros y los árboles muchos de ellos de cafetal
Bebimos agua del manantial, y en el camino pudimos platicar con algunas personas que llevaban leña, café, quelites y pastura para sus animales, mientras los compañeros se sentían cansados por el calor y la subida, la gente se veía fresca y liviana, acostumbrada a la rudeza del clima y del camino.

Entrevistando a una señora que llevaba quelites para su casa
Hombre transportando una carga de café (40 kg aproximadamente) bajo el duro sol de la Huasteca
Por fin, la cima estaba a la vista, y frente a nosotros, el cerro de Loltla se hacía presente, parecía que casi llegábamos a la mitad del recorrido, pero faltaba la bajada, la cual fue aún más difícil que la subida, aun así, la belleza del paisaje nos animaba a seguir. Después de una hora, estábamos en el lecho del río donde nos detuvimos a descansar.

El cerro del Loltla ante nuestros ojos...
El regreso iba a ser paralelo al río, el lugar era más fresco y se podía ver la vegetación de los terrenos, había pimienta (Piper nigrum), mangos (Mangifera indica), aguacates (Persea americana), papatla (Canna indica), sembradíos de maíz y más cafetales. De pronto, el río que en un principio no tenía agua, se había unido a otros más hasta llegar al río principal que venía del cerro de Loltla, así que fue un buen momento para descansar y apreciar la belleza natural de las rocas, y del agua limpia y cristalina donde los peces nadaban tranquilamente.

Junto al río de Loltla
En la orilla del río, crecían poblaciones de colas de caballo (Equisetum sp.), y también se podían observar olmos (Ulmus sp.) y la dureza de sus troncos, porque a pesar de las crecidas del río, han resistido los golpes de las rocas.

Cola de caballo
Olmo
Todos exhaustos y hambrientos, llegamos a la orilla de la carretera, donde después de esperar minutos, abordamos una camionetita que sirve de transporte entre las comunidades. Al llegar a la casa de Don Manuel, la comida ya estaba lista: un rico mole huasteco acompañado de arroz blanco y frijoles nos esperaba en la mesa, un platillo típico de las fiestas de la huasteca, sobra decir que era un manjar digno de celebrar.

Mole huasteco, típico de la región
Una vez terminada la comida, visitamos a unos artesanos que elaboran máscaras con diferentes tipos de árboles, pero principalmente de pemuche (Erythrina). Las máscaras eran una maravilla, había desde las que representaban un venado, hasta las que tenían forma de jaguar, todo elaborado con herramientas rústicas que utilizaban para su fabricación.

Máscara de venado
El día se había pasado muy rápido entre el recorrido y las visitas que se hicieron al huerto y a los artesanos, por lo que antes de irnos de Coacuilco, decidimos ver su plaza principal, donde se podía observar la representación de una coralillo en piedra. Esta figura, representa el nombre del lugar ya que Coacuilco significa serpiente rayada; según cuenta Don Manuel, que hace tiempo se había encontrado un monolito con forma de serpiente, pero con el tiempo se perdió y solo se elaboró la réplica que ahora está en la plaza.

Representación de una serpiente de coralillo
El día había llegado a su fin, así que viajamos hacia Huejutla de Reyes, donde nos quedamos en un hotel cerca de la Plaza de Armas, para al día siguiente poder recorrer el famoso tianguis del lugar que se coloca todos los domingos. Al día siguiente, muy temprano, fuimos directamente al mercado, donde probamos el zacahuil, que es un tamal gigante como para 150 personas, envuelto en hojas de papatla, y elaborado con masa de maíz, pollo y cerdo. Junto con este tamal, probamos el Xojol, que es un tamal dulce, elaborado con masa de maíz y pilón.

Abriendo el zacahuil para vender
Dentro del mercado, también probamos las enchiladas, que son muy diferentes a las que se conocen en el Valle de México, ya que son tortillas remojadas en diferentes tipos de salsa: verde, tomate y chile seco, las cuales tiene un precio sumamente accesible, de tan solo un peso la enchilada.

Comiendo enchiladas huastecas en el pasillo de las enchiladeras del mercado
Después de un buen desayuno, recorrimos el mercado, donde había bastantes productos de la región, calabazas, chiles verdes, chiltepines, flores de pemuche, bules, jícaras, tamarindo, tomate arrugado y tomatillo, nopalitos frescos, frijol, café, camote y yuca cocida, tamalitos de charales, carne fresca y seca, animales, ceras y muchas cosas de atractivos olores, sabores y hasta colores.

Venta de productos frescos
La algarabía de la gente llenaba de ruidos el ambiente, hablaban en español y también en náhuatl, preguntaban precios, hacían sus cuentas y venían si les gustaba para comprarlo, los vendedores ofrecían, te daban una prueba de yuca, te mostraban la mejor gallina o guajolote, y la gente mercaba sus productos para llevarlos a su casa.

Vendedor de ceras naturales y parafina
Preguntando el precio de las esponjas
Había tantas cosas por ver, pero el tiempo era corto, así que tuvimos que irnos decir adiós a Huejutla y dejar atrás la Huasteca para regresar a Texcoco después de siete horas, llevando en nosotros una gran cantidad de experiencias, recuerdos y sobre todo ganas de volver, porque como bien dice Don Manuel, que si pruebas el agua del manantial, es probable que ya no te quieras ir.

Compañeros del Colegio felices de conocer la Huasteca


sábado, 2 de noviembre de 2013

Congreso Nacional de Turismo Rural en Córdoba, Veracruz, la próxima semana

El Colegio de Postgraduados, Campus Córdoba, Veracruz, está hospedando un congreso que será de interés para algunos de ustedes. Se trata del Congreso Nacional de Turismo Rural, que se llevará a cabo la próxima semana del 6 al 9 de noviembre; parece que es el primero. Parece que tuvo una muy buena respuesta y está cubriendo un necesidad; las conferencias y carteles son numerosas y antojan interesantes.

Abajo ven el cartel y el programa. El programa también lo pueden bajar aquí en pdf. Aparte de la página del congreso, el evento también tiene un sitio en Facebook. El correo electrónico es cturismorural@colpos.mx. En el programa también vienen unos números de teléfono.