miércoles, 6 de marzo de 2019

Alstroemeria

Diferentes cultivares de Alstroemeria, se puede apreciar la diversidad de colores.
La Alstroemeria, mejor conocida en México como astromelia, es una flor muy popular pero que muchas veces no reconocemos por el nombre. Estoy segura que las han visto en floreros de restaurantes, arreglos en fiestas, en mercados o en bouquets. Normalmente es utilizada como flor de relleno debido a que tiene muchas flores y hojas por tallo. Es una opción cuando se busca una buena relación precio/calidad. Se puede aprovechar de muchas maneras porque las puedes encontrar en diferentes colores (rosas, blancas, amarillas, moradas, naranjas), además está disponible prácticamente todo el año.

Diseños florales Tatis utilizando Alstroemeria en combinación con lilis, clavel, y amaranto. 
¿Cómo la identificas? Tiene un tallo floral recto, hojas alternas que van subiendo hasta llegar a las flores, las hojas tienen forma ovalada o elíptica, son resupindas, lo que significa que dan un giro de 180º, como se ve en la imagen. En el ápice del tallo tiene una infloresencia umbeliforme, es como un paraguas abierto al reves (umbela) con 2 o mas rayos, donde cada rayo puede tener 1 a 2 flores, dando un total de 1 a 5 flores o más por tallo.

Flores de Alstroemeria `Tonatiuh´
Las flores son simétricas cuando se dividen a la mitad: este tipo de flores se conocen como zigomorfas. Tienen tres tépalos (pétalo que no se diferencia del sépalo) externos que normalmente son muy parecidos, con forma redondeada, y son lisos. Los tres tépalos internos por lo regular son más angostos que los externos, dos son superiores y tienen manchas de color oscuro que sirven como guías de néctar, mientras que el tépalo inferior normalmente es liso. Las flores tiene seis estambres que se encuentran sobre el tépalo interno inferior, y el ovario se encuentra cubierto por el cáliz, abajo de la flor, por lo que se le conoce como ovario infero.

Verticilos florales de Alstroemeria `Tonatiuh´.
La Alstroemeria en otros países se le conoce como lirio de campo, lirio del Perú, lirio de los Incas, o tigrillos. Es originaria de América y hasta ahora se han identificado 90 especies; los centros de origen son Brasil y Chile, sin embargo, Holanda es la que está a la vanguardia en la producción de nuevos cultivares. Los cultivares se refieren a especies mejoradas o seleccionadas con características de interés que están establecidas como un cultivo formal.

Estas flores tienen un gran potencial debido a la gran diversidad de colores que presentan, el bajo costo de su producción, en parte por el hecho que es una planta perenne: un cultivo puede producir flores por 12 años o más. Las flores ya cortadas duran muchos días en florero (15-20 días) y el precio al publico es accesible en comparación con otras flores como peonias, orquídeas, o incluso las rosas que tanto se consumen. Es por esto que fue la sexta flor más comprada en México en el 2012 y es muy aceptada en países como EUA, Holanda, Japón y Reino Unido.

Flores de corte de mayor demanda en México (Samaniego-Gámez et al., 2012).
Sin embargo, su principal problema es que al tener muchas hojas, estás senescen (se vuelven viejas) con rapidez, lo que significa que se empiezan a poner amarillas a partir del quinto a séptimo día. Esto le quita el atractivo a las flores que aun se encuentran en buen estado.

Hojas de Alstroemeria en donde se observan el proceso de senescencia
Existen varias cosas que se pueden hacer para que tus flores luzcan más bonitas por mas tiempo y no solo para las Alstroemerias, si no para la mayoría de flores que compras, pero eso será tema para otra entrada de este blog. Si quieres saber más sobre las Alstroemerias puedes leer la "Guía de campo de las Alstroemerias Chilenas", está muy completa y es del 2018. Nos leemos pronto.


Referencias

Ramos de Novia Tatis.

Finot, V., Baeza, C., Muñoz-Schick, M., Ruiz, E., Espejo, J., Alarcón, D., Carrasco, P., Novoa, P. y Eyzaguirre, M. T.(2018). Guía de campo, Alstroemerias Chilenas. 1a ed. CORMA (Corporación Chilena de la Madera). Concepción, Chile.
Piovano, M. V. y Pisi, G., 2017. Cultivo de Alstroemerias. INTA (Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria), Estación Experimental Agropecuaria Mendoza. Mendoza, Argentina.
Samaniego-Gámez, B. Y., Cano-García, G. V., Colinas-León, M. T. V., Sánchez-Abarca, C. y Manzo-González, A., 2012. Red de mercadeo y rentabilidad de flor de corte en el Valle de Mexicali y Baja California, México. Revista Mexicana de Ciencias Agrícolas 3 (3): 565-578.

viernes, 1 de marzo de 2019

Dulce de atole de leche

“Mi hija ya se casó, ahorita ya tiene un bebe y vamos a visitarla el domingo, se me fue cuando tenía 15 años la chamaca, apenas le habíamos hecho su fiesta de quince años y se fue con el novio, ella era mi única niña, ahorita todavía me quedan estos cuatro chamacos, ¡que como dan lata!”, esto platicaba Doña Lourdes una mujer de 50 años mientras preparaba el cazo y prendía el fogón con leña rajada, pues comentaban que de ésta manera el fogón se calienta más rápido.

El fogón y cazo para la cocción del dulce.
La leña la van a recoger del monte, sólo toman la de los árboles que consideran viejos o de los que ya están tirados porque los partió un rayo en temporada de lluvias, saben que talar es ilegal, pero también recolectan la leña cuando alguno de sus vecinos de la localidad ha pedido permiso para desmontar, entonces aprovechan la leña de esos árboles caídos y la almacenan casi siempre atrás de sus casas bajo un tejado.

Doña Félix y Doña Robertina, vecinas de Doña Lourdes, también se juntaron para ayudar a preparar el dulce, porque hacerlo solo no conviene, es mucho trabajo, decía Doña Félix; una vez que se encendió el fogón, se colocó el cazo y se esperó a que éste se calentara, mientras tanto en una cubeta Doña Robertina agregó la mitad de la leche requerida, es decir, 10 litros y con ello 11/2 kilo de harina de trigo para que ésta última se vaya disolviendo. La leche la conseguimos con Don Francisco, pues Doña Lourdes comentó que a ellos no les sobraba leche, ya que su esposo Don Leonel tenía toda la leche para entregar. Una vez que el cazo se calentó, se agregaron otros 10 litros de leche (leche sin harina), es importante mencionar que durante todo el proceso de la elaboración del dulce, se tiene que estar moviendo la leche para evitar que se corte y se pegue al cazo, después de media hora se agregó la leche a la que se le disolvió la harina de trigo, al mismo tiempo se añadió canela molida con la misma leche del cazo, veintidós minutos después se adicionó el anís (Tagetes filifolia Lag.) molido de la misma manera como se molió la canela.

El anís lo fueron a cortar los hijos de Doña Lourdes a su potrero que está atrás de su casa, dieciocho minutos después se sumó el arroz crudo al cazo y cinco minutos después se añadió la primera cazuelita de piloncillo; Doña Robertina expresó que el piloncillo en cazuelita sabe mejor y le da un sabor muy especial al dulce, el piloncillo se fue agregando hasta que se disolvió completamente el primero, en total se agregaron 3 kilos.

Doña Félix movió y movió el dulce, se turnaban con Doña Robertina y Doña Lourdes, se tiene que mover hasta que tome una consistencia espesa y se pueda vaciar a los recipientes para que endurezca. Los niños de Doña Lourdes, Doña Robertina y los nietos de Doña Félix jugaban; Doña Félix, mientras movía el dulce comentaba que una mujer embarazada no puede hacer el dulce porque la leche se corta.

Dulce en proceso de cocción.
Después de siete horas que fue lo que duró el proceso de cocción del dulce de atole de leche, Doña Lourdes se dispuso a buscar los recipientes en donde vaciarían el producto y mientras lo repartían entre las tres, los niños limpiaban el dulce sobrante del cazo con sus deditos.

Consistencia del dulce.
La elaboración de este dulce en la localidad de Rincón de Aguirre, Tejupilco, Estado de México, es representativo en Día de Muertos. Lo usan para colocarlo en sus ofrendas y que sus difuntos lo disfruten, sin embargo, no siempre lo elaboran en estas fechas. Generalmente lo hacen las personas que tienen ganado con fines lecheros y lo elaboran cuando tienen un excedente de su producto. El proceso es cansado e implica estar disponible todo el día, pero vale la pena. Comentaban que el dulce duro puede conservarse hasta dos meses y también se puede comer como atole antes de que endurezca.

Más información sobre la especie Tagetes filifolia:
http://www.conabio.gob.mx/malezasdemexico/asteraceae/tagetes-filifolia/fichas/pagina1.htm
https://www.naturalista.mx/taxa/288710-Tagetes-filifolia