Mostrando las entradas con la etiqueta Recetas internacionales. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta Recetas internacionales. Mostrar todas las entradas

viernes, 26 de octubre de 2018

Las pupusas: comida típica salvadoreña

“tengo vacaciones, voy para mi tierra, a gozar las fiestas que son tradiciones, comenzó la fiesta todos a bailar la reina del pueblo van a coronar… Soy salvadoreño voy para mi tierra”.
Canción Orq. San Vicente

Añorar lo que has escuchado y consumido desde niño, lo que te gusta de tu pueblo, eso lo sientes con mayor fuerza cuando estas lejos de tu patria; a meses de estar alejado del pulgarcito de Centroamérica, mi país El Salvador, se extraña de todo.

Comparto con ustedes una añoranza de una comida especial para todo salvadoreño, las pupusas. Si no las conoces hoy te muestro lo sabroso y delicioso. Tienen cierto parecido con los tlacoyos mexicanos, pero tienen otro sabor.

Pupusas de frijol con queso recien hechas

¿Qué significa pupusa?

Aun no existe un acuerdo sobre el origen de la palabra. Existen algunas teorias. Las más aceptables son:
  • Origen maya; Santiago Barberena (1894) dice que proviene de la palabra poputz: pop, que significa “petate, esfera”, y utz, que significa “cosa buena”, “bien hecha”. 
Independiente del orígen de la palabra, las pupusas son tortillas rellenas de diferentes elementos que pueden ser de origen vegetal o animal, cocinadas en el comal o en plancha de metal.

Karen Vásquez, echando pupusas

En la actualidad existen diferencias regionales en la preparación de las pupusas. En la zona Occidental, central y paracentral, se consume de la manera más tradicional acompañadas con curtido, que no es más que la mezcla de repollo o col finamente picado, chile verde o dulce (chile morrón)  rallado, zanahoria, ya sea rallado en rodajas o en trozos, coliflor, cebolla en rodajas y unos cuantos ajos bien picados, sal al gusto y orégano, todo esto conservado en vinagre. Además se hace una salsa de tomate (jitomate), cebolla, ajos y chile verde o dulce sazonado con unas hojitas de orégano (Lippia graveolens).

En la zona oriental del país, principalmente en los departamentos de San Miguel, Usulután, La Unión y algunas partes de Morazán, las pupusas se acompañan con repollo o col, revuelto con mayonesa, además le agregan salsa inglesa o negra al gusto y salsa tipo kétchup, aunque en muchos lugares tiene las dos opciones para aderezar las pupusas.

¿Cómo se hacen las pupusas?

Necesitaremos los siguientes ingredientes para hacer pupusas revueltas* (que quiere decir que llevan frijol, queso, loroco y chicharrón):

  • 1 libra (450 g) de harina o su aproximado en masa de maíz
  • 4 onzas (110 g) de quesillo 
  • 1 taza de frijoles molidos refritos
  • 1 taza de loroco picado (flores de Fernaldia pandurata (A.DC.) Woodson)
  • 1 taza de chicharrón
  • Un poquito de aceite en un recipiente
*Existe mucha variedad en rellenos: se puede hacer pupusas de frijol con queso, queso con loroco, queso con zanahoria, queso con chile picante (jalapeño), queso con hongos (champiñones), o de plantas como por ejemplo pupusas de papelillo (queso con hojas jóvenes de Sinclairia glabra (Hemsl.) Rydb.), pupusas de hierba mora (queso con hojas de Solanum americanum Mill.), pupusas de cochinito (queso con brotes jóvenes de Rytidostylis gracilis Hook. & Arn.), pupusas de chipilín (queso con flores u hojas de Crotalaria longirostrata Hook. & Arn.), pupusas de ayote (queso con fruto o flor joven de Cucurbita pepo L.), pupusas de cilantro (queso con hojas de Coriandrum sativum L.).
Ingredientes básicos para hacer las pupusas

Procedimiento

Se limpia y prepara la plancha con una pelicula de aceite y se calienta la plancha.

Preparación y limpieza de la plancha

Se prepara la masa que no quede muy húmeda, al gusto de la persona que hará las pupusas. Se prepara una tortilla a lo salvadoreño, es decir con masa gruesa. Aparte se preparan los frijoles molidos, refriéndolos bien. De igual manera se prepara el chicharrón molido (o se puede comprar ya preparado). El queso se mezcla con el loroco picado.

Paso seguido, se coloca en el centro un poquito de frijoles, el queso mezclado y el chicharrón, todo esto se cubre con la masa formando una bola. Se remojan las manos con un poquito de aceite y se palmea o tortea nuevamente.

Se esta colocando los frijoles en el centro de una tortilla cruda


Colocación de chicharrón molido

Adición de queso preparado con ayote (calabaza)


Ingredientes colocados encima de la masa de maiz

Cerrando la masa con los ingredientes en su interior

Tortilla cerrada completamente, en su interior el relleno

Estando el comal o plancha caliente, con una capa o película de aceite o grasa, se colocan las pupusas. Se tiene el cuidado de darles vuelta una vez cocinada de un lado para que se cocine del otro lado.

Y está lista la pupusa.

Aparte del curtido y salsa de tomate (jitomate) al gusto, se acompaña en la mañana o en la noche con una taza de chocolate o café, para el almuerzo (comida) se toma con una horchata, o fresco de ensalada (así se dice en El Salvador a un agua de frutas mixtas).

Tortilla redonda, el relleno distribuido dentro de ella

Pupusa colocada en la plancha caliente

A la izquierda pupusas cocidas de un lado, derecha les faltan ambos lados la cocción

Pupusas listas para ser servidas

Pupusas servidas, a la par curtido y salsa de tomate

Acompañantes clásicos de las pupusas, pueden tener diferentes niveles de picante

Cada día la creatividad salvadoreña se pone en práctica, haciendo pupusas de camarón, pescado, pollo. Hay una que puedes pedir que se llama pupusa loca esta lleva varios ingredientes. Puedes preguntar cuando estés en la pupuseria (llamado así donde se hacen y se venden las pupusas y pupusódromo lugar donde hay muchas pupuserias).

Pupusas recién colocadas en la plancha

Recuerdo que cuando estaba pequeño, en Ahuachapán, había una versión de pupusa en triangulo tipo pañuelo. En aquellos tiempos era solo de frijol (enteros o machacados) con chile o hoja de hierba mora, a veces también se le llamaba ticuca.

Después de todo esto ya me dió hambre y mayor añoranza; agradezco a la Licda. Jenny Menjívar que gentilmente compartió las fotografías de la pupuseada que hizo para presentárselas a ustedes y a Karen Vásquez quien hizo las pupusas.

viernes, 8 de septiembre de 2017

Brownies sin horno, sin azúcar, sin leche y sin huevo

Pues sí, tal como lo dice el título: Ésta será una receta de un postre muy rico y que no necesita de horno (he visto que últimamente ya no todos tienen horno, o si lo tienen lo llenan de trastes o simplemente no funciona), pero sobre todo está hecho completamente de ingredientes vegetales (vegano), y no incluimos azúcar añadida.

Requieres:
  • 15 dátiles grandes
  • 1 taza de harina de almendras (o unos 200-250 gramos de almendras)
  • 4 cucharadas grandes de polvo de cacao
  • 1/2 cucharadita de vainilla en polvo o una cucharada de saborizante sabor vainilla
  • 1 pizca de sal

Condimentos: Vainilla, sal y sobre todo cacao en polvo

Es cierto, la almendra y los dátiles son caros, ¡pero si ves esta receta como un postre ocasional muy sano y rico te aseguro que vale la pena! Fuera de eso como ves los ingredientes son pocos y se pueden obtener en un local "de chiles secos" y "materias primas" de un mercado.

Hay que decir que un procesador de alimentos es lo mejor para hacer esta receta, pero como no todos tenemos este aparato diré la receta como la pude hacer con licuadora.

Lo primero que hay que hacer es quitarles la semilla a los dátiles, y partirlos en pedazos pequeños. Después se dejan remojando (entre más tiempo mejor pero con una hora basta). Por otro lado la almendra se muele para obtener la "harina" si es que no conseguiste esta presentación. En licuadora se requiere moler por partes para que no se atasquen las aspas.

Almendra molida y dátiles

¡Mezcla estos ingredientes con los demás (condimentos)!

Mezcla de todos los ingredientes

Ahora hay que licuarlos. Si usas licuadora es importante decir que es recomendable hacerlo por partes, poco a poco. Si es necesario agrega agua, procurando que sea poca para tener una mejor textura. Una vez que hayas molido toda tu mezcla ¡ya casi acabaste! Coloca la masa en el recipiente o los recipientes que gustes, dale la forma que prefieras. Puedes añadir capas de otras cosas como cubiertas dulces o mermeladas, pero la receta en sí es lo suficientemente dulce.

Pasta para los brownies

¡Mete al congelador y listo!

¡Brownies!

Los dátiles o las ciruelas pasa son muy útiles, junto con almendras, nueces o cacahuates para hacer postres nutritivos al mezclarlos. Si te gustan estas combinaciones por su practicidad y sabor conviene que te compres un procesador de alimentos ¡y a disfrutar!

Dejo el video de la receta original:


viernes, 3 de marzo de 2017

Berenjenas rellenas

Rico, rápido y saludable

Hace unos días mi mamá me sorprendió con un platillo delicioso que quiero compartirles para esta ocasión. El ingrediente protagonista es la berenjena (Solanum melongena L.), de la familia Solanaceae. Es originaria del sudeste de Asia y hay variedades de color púrpura oscuro, rosa, blanco, delgadas y largas, cortas y más gruesas. Se cocinan de varias formas, hervidas, al vapor, horneadas, empanizadas...

Ingredientes
Esta receta es muy fácil, rápida y accesible, solo necesitas comprar:

  • 1 kg de berenjena
  • 1 lata de atún al gusto, con aceite o con agua
  • Hojas de perejil (Petroselinum crispum (Mill.) Fuss), al gusto
  • Cebolla (Allium cepa L.)
  • 1 diente de ajo (Allium sativum L.)
  • 1/4 de queso oaxaca o el que se prefiera
  • 1 pimiento morrón (Capsicum annuum L.)
  • Chile serrano o cuaresmeño al gusto
  • Sal de mesa y de grano
  • Aceite de olivo, o el de preferencia
Se puede hacer en horno de microondas aunque también en el horno de la estufa o al vapor.

Yo lo hice en el microondas, de la siguiente manera:

  • Lavar las berenjenas y secarlas con papel.
  • Cortar el fruto a lo largo por la mitad, posteriormente cortar diagonales en un sentido y luego en sentido contrario, para que penetre el calor uniformemente.
Cortes diagonales

  • Agregarles un poco de sal de mesa para quitar el amargor que tienen las berenjenas.
  • Meter a calentar al microondas durante 4 minutos, hay que tener cuidado si son muchas berenjenas y considerar calentarlas por partes y no olvidar colocar una tapa encima.
Calentar por 4 minutos

  • Picar el ajo, el chile, la cebolla, el pimiento y el perejil.

Picar ingredientes

  • Sacar las berenjenas del microondas y con mucho cuidado raspar el centro de cada una de ellas sin dañar la piel vegetal.

Raspar la pulpa de las berenjenas

  • Apartar lo que se retiró del centro de las berenjenas en un tupper.
  • Poner a calentar en un sartén el aceite, ajo, cebolla y el chile serrano, dejar hasta que la cebolla se ponga algo transparente.
  • Agregar el pimiento morrón, el perejil y sal de grano al gusto, calentar unos minutos.
  • Agregar el atún previamente escurrido y la pulpa de la berenjena, calentar durante 10 minutos.

Calentar 10 minutos a fuego medio
  • Rellenar las berenjenas con el preparado, agregar el queso y meter a un hornito para gratinar.

Agregar queso y meter al hornito para gratinar

Listo! Ya tienes un platillo balanceado en aproximadamente 30 minutos, lo puedes acompañar con vino blanco.



Curiosidades:

El consumo de la pulpa (mesocarpio) y piel (exocarpio) de la berenjena (Solanum melongena L.) ha reportado tener propiedades positivas para la salud. Se han estudiado entre otras cuestiones sus efectos cardioprotectores (1) e hipolipemiantes (2), atribuidos a los antioxidantes que contienen y su potencial de contrarrestar el daño ejercido por las especies reactivas de oxígeno (3).


BIBLIOGRAFÍA

  1. Das S, Raychaudhuri U, Falchi M, Bertelli A, Braga P, Das D. (2011). Cardioprotective properties of raw and cooked eggplant (Solanum melongena L.). Food & Function. 2(7): 395-399.
  2. Sudhheesh S, Presannakumar G, Vijayakumar S, Vijayalakshmi N. (1997). Hypolipidemic effect of flavonoids from Solanum melongena. Plant Foods for Human Nutrition. 51(4): 321-330.
  3. Salerno L, Modica M, Pittalá V, Romeo G, Siracusa M, Di Giacomo C, Sorrenti V, Acquaviva R. (2014). Antioxidant activity and phenolic content of microwave-assisted Solanum melongena extracts. Scientific World Journal. doi: 10.1155/2014/719486.

viernes, 24 de febrero de 2017

Sopa de avena: nutritiva y baja en calorías

Con una vida muy ajetreada y con poco tiempo para cocinar muchas veces terminamos alimentándonos incorrectamente con harinas refinadas, comida rápida y alimentos sin casi nada de nutrientes.
La avena (Avena sativa L.) es un cereal completo ya que es rico en proteína, fibra, vitaminas y minerales.

Es por eso les comparto una exquisita sopa de avena con flor de calabaza: fácil, económica y sobre todo nutritiva. La puedes preparar en 30 minutos ...

Ingredientes

  • 250 g de avena
  • 1 manojo de flor de calabaza
  • 100 g de queso panela (opcional)
  • 1 diente de ajo
  • 5 hojas de epazote
  • 1/4 de una cebolla partida en julianas
  • 2 L de agua o caldo de pollo

Ingredientes
Procedimiento

En una cacerola poner a sofreír el diente de ajo picado finamente con la cebolla en julianas y la avena.


Agregar agua o caldo de pollo.



Al empezar a ebullir agregar la flor de calabaza y las ramas de epazote (agregar sal). Dejar que la flor de calabaza se cueza.


Por último agregar el queso panela en cubos (opcional).


Servir.



Finalmente les comparto esta tabla del contenido nutrimental de la avena.



Halima NB, Saad  RB,Khemakhem B, Fendri I, Abdelkafi S. (2015). Oat (Avena sativa L.): Oil and nutriment compounds valorization for potencial use in industrial applications. Journal of Oleo Science 64 (9): 915-935.

viernes, 27 de mayo de 2016

La comida del minero



La historia del paste se ha descrito en la mayoría de los sitios en donde se comercializa este platillo. Todos coincidimos en que es un tipo de comida introducido por los explotadores de minas británicos que llegaron a la región de Mineral del Monte, Hidalgo. Esta zona tiene una notable influencia inglesa, desde las construcciones hasta los rasgos, reliquia de aquella combinación genética, en los habitantes. Tras años de explotación minera en este municipio se presentaron eventos de gran importancia como la primera huelga latinoamericana e ironicamente el primer partido de futbol en México.  Pero lo que ahora nos interesa es contar un poco sobre el platillo que los mineros consumían comunmente en las jornadas de trabajo, el tradicional paste.

Este alimento portatil se prepara con harina de trigo cernida junto a polvo para hornear para evitar el exceso de grumos.

Mezcla de harina de trigo y polvo para hornear, pasados por el colador
Posteriormente esta harina es mezclada con manteca acremada, agua y sal hasta formar una pasta un poco pegajosa que se deja reposar, cubierta por alguna manta, por un lapso aproximado de dos horas. Una vez que adquiere la textura y consistencia deseada se forman bolitas de esta masa  calculando el tamaño del futuro paste.

Masa lista para elaborar pastes
Una vez que se tienen las bolitas formadas, se aplanan con un rodillo y con ayuda de un cortapasta se cortan circulos como si fueran tortillas de aproximadamente 2 mm de grosor. Se puede agregar un poco de harina para obtener la textura deseada y evitar que se pegue tanto a la mesa como al rodillo y se utiliza una cuña a forma de pala para levantar corectamente la "torilla" de masa.

Materiales para la elaboración de un paste

Una vez hecho esto se incorpora al centro de la "torilla" el guiso de elección para nuestro sabor de paste. El de la receta original es de papas con carne, sin embargo actualmente se ha adaptado a un sin numero de sabores que el chef decida, incluidos sabores dulces. En teoría el paste se diferencía de la empanada por que el relleno se pone crudo y se cuece junto a la masa, pero esta regla ha sido violada por algunos sabores como el de mole con pollo.  Al fin a un chef tradicional no le importan las teorias y solo decide lo que el paisaje le inspire.

Elaboración de pastes en Mineral del Monte, Hidalgo
Una vez que se deposita el relleno, se dobla la masa a fin de envolver el guisado y se da la forma típica del paste, que es sellado por la orilla, untandole un poco de clara de huevo y presionando con ayuda de un tenedor para evitar que se salga el relleno al momento de la cocción. Posteriormente es barnizado en la superficie con yema de huevo batida. Una vez que las formas estan listas, se depositan en charolas previamente engrasadas. Se debe tener el horno precalentado a 190°C para que esté listo para recibir a los pastes y darles el toque de calor que transforma los sabores  y nos permite consumir este conjunto de ingredientes.

Horno para pastes
Finalmente se tienen pastes de todos sabores listos para ofrecerlos al público y seguir con el reconocimiento de Mineral del Monte, entre otras cosas, por su tradicional paste.

Comercialización de pastes

Y aquí todavía les dejo una foto de un letrero en Land´s End, Cornwall, Gran Bretaña, que explica las razones por la popularidades de los pastes originales en aquel tierra minera:

El paste de Cornwall - como inició (Foto de H. Vibrans). Explica que los pastes eran una comida portátil, lleno de los carbohidratos, grasas y proteinas que requerían los mineros para su trabajo árduo. La masa tenía función de termo para que el alimento no se enfríe tan rápidamente. Y el sello de la orilla no se consumía, sino se tiraba para los duendes de las minas - y así también se evitaba consumir mucho arsénico, abundante en aquellas minas.

viernes, 4 de marzo de 2016

Smoothie de blueberry con leche de almendras



jarra con leche de almendras.

El desayuno es el alimento mas importante del día, pues es el que nos proporciona energía para comenzar bien, además que es importante para ayudar a las personas a mantenerse en buen estado a lo largo del día . Pero muchas veces por las prisas, trabajo, escuela, y falta de tempo salimos corriendo olvidandonos de esta parte esencial. Comemos lo que podemos y no nos alimentamos como debemos, haciendo que nuestro organismo empiece a funcionar de manera incorrecta.

Sin embargo un alimento rápido y sobre todo delicioso y que a los niños les encantaría para comenzar bien el día, es un smoothie de blueberry con leche de almendras.

Pero que hace fascinante este smoothie ? Pues principalmente es la leche de almendras.

La leche de almendras es muy beneficiosa y aportan propiedades que ayudan a enfermedades del aparato digestivo, además es rica en proteínas y en grasa.  No contiene gluten y proporciona mucha energía.

La leche de almendras  tiene varias ventajas ya que es astringente y es un complemento ideal para la alimentación de las mujeres lactantes y embarazadas. Su alto contenido en potasio ayuda problemas digestivos, además de que es buena para aquellas personas que tiene colesterol alto y trigliceridos.

Además para aquellas personas que son intolerantes a la lactosa, es recomendable ya que ayuda a realizar una digestión lo menos pesada posible y su alto contenido de fibra soluble e insoluble ayuda a la protección de la pared intestinal sobre todo a favor del colon, ayudando con la absorción de azúcares.

Además esta bebida ayuda como un buen antioxidante por los frutos oscuros que contiene. El blueberry o arándano es una buena fuente de estos compuestos.


Ingredientes

  • 1 taza de leche de almendras
  • 1 taza de blueberry congelado
  • 1 plátano pelado
  • 3 fresas congeladas
  • Miel o azúcar al gusto para endulzar



Ingredientes 

Procedimiento

Añadir la leche de almendras y todos los ingredientes a la licuadora, licuar hasta obtener la consistencia deseada.




No olvidar que todas las frutas deben estar totalmente congeladas para una buena consistencia.
Una vez vertido en el vaso puedes agregarle un poco de coco rallado encima o más blueberry congelado.







¡Listo!