miércoles, 18 de abril de 2012

De quelites me como un taco y tambien me echo un trago

México, país lleno de tradiciones y con alta diversidad vegetal, es uno de los centros de origen de la agricultura y de domesticación de numerosas plantas. Sus características geográficas y culturales crearon una gran variedad de arvenses y poblaciones silvestres de plantas que parecen estar bajo un dinámico proceso de domesticación.

Un claro ejemplo son los quelites, que por sus altos valores en vitaminas y minerales, así como elevados contenidos de fibra, constituyen un valioso complemento en la alimentación de la población rural.

Recetario de quelites de SINAREFI

¿Qué son los quelites?

Los quelites han sido definidos como “plantas cuyas hojas, tallos tiernos y en ocasiones las inflorescencias inmaduras, son consumidas como verdura”. El término “quelite” deriva del náhuatl “quilitl” que se usa para designar a las hierbas comestibles y que tiene sus correspondientes en diversos idiomas indígenas.

En México se conocen más de 200 especies de quelites pertenecientes a diferentes familias botánicas. Son consumidos actualmente en el país por numerosos grupos étnicos, incluyendo la población mestiza, distribuidos en todas las regiones climáticas. Su valor en la alimentación nacional, se ve reflejado en cualquiera de los mercados nacionales donde una amplia diversidad de quelites que se encuentran a la venta, aportando a la dieta diferentes aromas, colores y sabores.

¡Quelites en riesgo!

A pesar de que los quelites se consumen desde tiempos prehispánicos, algunos factores estan influyendo en la disminución de su consumo. Los más importantes se encuentran la preferencia por hortalizas introducidas y comerciales, uso y abuso de productos químicos en los sistemas agrícolas actuales, la perdida de hábitats donde crecen, entre otros. Por ello actualmente se han realizado esfuerzo en difundir uso y beneficios de quelites en México.

Esfuerzos para rescatar uso de quelites

Algunas instituciones de gobierno y de enseñanza han hecho esfuerzos para la difusión y promoción de los quelites. Muestra de esto es el “Recetario de Quelites de la Zona Centro y Sur de México” que el Sistema Nacional de Recursos Filogenéticos para la Alimentación y la Agricultura han elaborado con la finalidad de revalorizar la importancia cultural, nutricional, culinaria y ecológica de estos recursos. También esta el recetario editado por el Instituto de Biología de la Universidad Nacional Autónoma de México, que se titula “Los Quelites, un Tesoro Culinario”.

A continuación les comparto un platillo y una bebida muy común y fácil de preparar. Forma parte del recetario que presenta el SINAREFI, pero además es todo un clásico para las personas de provincia de la zona centro del país, que es de donde soy.

CENIZO FRITO

Ingredientes:
• 1kg de quelite cenizo (Chenopodium berlandieri)
• 2 cebollas
• 2 papas
• Sal al gusto

Procedimiento:
• Hervir un litro de agua junto con sal, cuando suelte el hervor agregar los cenizos previamente desinfectados.
• Cuando los cenizos se sientan blandos retirar del fuego, escurrir y exprimir, reservar.
• Cocer las papas y picarlas en cuadritos pequeños, reservar.
• Picar la cebolla y sofreír en aceite, añadir las papas y los quelites, freír por 10 minutos más.

Platillo de quelites

AGUA DE VERDOLAGA

Ingredientes (rinde 4 porciones): 
• 1 taza de hojas de verdolagas limpias
• 60 g de pepino en trozos (con cascara)
• 4 cucharadas de azúcar
• 30 ml de jugo de limón
• 500 ml de agua
• Hielo frapé o cubos de hielo, al gusto
• Rodajas de pepino, limón y hojas de verdolaga para decorar

Procedimiento:
• Licue los primeros cinco ingredientes, sirva con hielo frapé o los cubos de hielo.
• Decore con cada una de las rodajas y hojas de verdolaga.
Bebida de verdolaga

2 comentarios:

  1. jesus eduardo covarrubias alvarado11 de agosto de 2013, 21:49

    me parece muy bien que se le de difusión a este tema y se rescate la información sobre estas plantas que existen en nuestro entorno. gracias desde colima

    ResponderEliminar
  2. Gracias por el comentario, y saludos a Colima!

    ResponderEliminar